Visual Sports

Hugo pierde uno de sus “trofeos maravillosos”

En 1984 nació el primogénito de Hugo Sánchez, Huguin, como él lo llamaba, y tres años después su hija, Hemma. En el libro “El Rey del Gol”, Hugo declaró: “Dios me ha dado dos trofeos maravillosos: mis hijos”. Hoy, treinta años después, el mejor futbolista mexicano de la historia pierde a uno de esos “trofeos”, en un lamentable accidente.

Hugo Sánchez Portugal murió, presuntamente, por una intoxicación de gas en su departamento en Polanco. Tenía 30 años y se desempeñaba como director de Cultura Física y Deporte de la Delegación Miguel Hidalgo, pues luego de intentar su camino en el futbol, fue modelo y después se acercó al ámbito administrativo y político.

Hugo Sánchez habló sobre sus hijos con el periodista Luis Miguel González, autor del libro “El Rey del Gol”, y sobre su hijo declaró: “Yo no quise influir en sus decisiones. Me gustaría que siguiera mis pasos, pero lo primero que quiero es que sea feliz”.

Y el Junior, hijo del matrimonio de Hugo Sánchez Márquez y Emma Portugal, lo intentó y debutó con los Pumas en 2004. Se desempeñaba como defensa central y formó parte del equipo bicampeón que era dirigido por su padre, aunque tuvo poca participación. También jugó en Atlante.

En 2006 decidió acabar con su carrera profesional en el futbol y tuvo un acercamiento en el mundo del modelaje, pero su gusto por el deporte y su interés en fomentarlo lo llevó a regresar a él, aunque no como atleta sino como funcionario. Formó parte del equipo del delegado Víctor Hugo Romo en la Miguel Hidalgo, una de las demarcaciones que más fomento dan a los deportes, y Hugo Sánchez Portugal era el encargado de eso.

La delegación Miguel Hidalgo envió un comunicado en el que lamentó la muerte de su director de Cultura Física y Deporte, y ofreció sus condolencias a sus familiares y amigos.


fitnesstime