Visual Sports

Sevilla sí da un paso importante

Sevilla, en lo suyo. No fue aplastante, pero sí paciente; no dominó, pero aguantó; no aplastó, pero, en el momento justo, liquidó. El equipo español, víctima en el papel, echó en octavos de Champions a un Manchester United sin alma, sin espíritu y sin futbol, pese a su infinitamente superior plantel.

Contrario a lo que sucedió con dos equipos con pinta de grandes, pero que ala hora buena no dieron el paso importante (París Saint Germain y Tottenham contra Real Madrid y Juventus), el conjunto sevillano, apegado a un esquema táctico de esperar y atacar, encontró los goles y supo manejar la situación para dar un paso más en el camino de los grandes.

Luego del 0-0 en la ida, en el Sánchez Pizjuán, en Old Trafford todo pintaba para un recital de los Red Devils. Pero el equipo de Mourinho, pese a que el Sevilla le dio el balón y la iniciativa, no supo qué hacer. Careció de imaginación y apostó todo a lanzar centros (muy malos, por ciento) y a encontrar a Lukaku o Felliaini en el área… nada más.

Sevilla no tenía el balón, ni lo quería… con dos líneas de 4 bien marcadas cerró los caminos del local y esperó, paciente, su momento de agredir.

El marcador no se movía y parecía que no iba a suceder, pero, desde la banca, llegó el gol (el par de goles) que elevaron al Sevilla y hundieron al United.

El francés Wissam Ben Yedder, primero con un potente derechazo al 74′ y luego con un raro cabezazo al 78′ venció a De Gea para liquidar a los Diablos, que ahora iban por tres, de los cuales sólo pudieron marcar uno.

El Sevilla sigue vivo y va a cuartos y el United, con todo y su trabuco, a casa, a ver la Champions por la TV.


fitnesstime