Visual Sports

Federer conquistó su Grand Slam 20 en Australia y agiganta su leyenda

Y su grandeza no tiene fin… Roger Federer, que hace cuatro años parecía destinado al retiro y a dejar su marca de Grand Slams en 17, hoy, a sus casi 37 años, sigue siendo protagonista en la ATP y ya suma 20 majors. Su objetivo, sin serlo, vencer al tiempo.

Federer no la tuvo fácil en la final del Abierto de Australia ante el croata Marin Cilic, al que venció por 6-2, 6-7(5), 6-3, 3-6 y 6-1. Tuvo que remar a contracorriente en varios espacios del partido, pero lo solventó con calidad.

Y así se convirtió en el segundo de mayor edad en conquistar un Grand Slam, sólo por detrás del australiano Ken Rosewall (37 años, en 1974).

Y esto ha sido posible por varios factores, además de su calidad per sé: su naturalidad al jugar (es decir, no requiere de un esfuerzo físico tan brutal como el que emplean, por ejemplo, Rafa Nadal o Novakd Djokovic) y, por ende, su poca recurrencia a las lesiones.

Sigue jugando y disfrutando como un novato, entre otras cosas, gracias a que él mismo ya no crea tan altas expectativas de sí mismo en cada torneo, lo que le resta presión.

“Disminuyo mis posibilidades porque no creo que un jugador de 36 años sea el favorito de un torneo, no debería ser así. Es por eso que veo las cosas más relajadas, en una etapa posterior de mi carrera. Cualquier cosa que gane de ahora en adelante es como un bonus. Es como una sorpresa porque no esperaba estar jugando tan bien como estoy jugando a los 36 o 37 años. Hay que mantenerse sano y disfrutar”, declaró el suizo.

Federer a ganado tres de los últimos 5 ‘grandes’ (Australia 2017 y 2018 y Wimbledon 2017) y, pese a todo, quiere más. “He ganado tres trofeos del Grand Slam en doce meses, no lo hubiera creído. Hace falta que siga teniendo hambre y que cuide mi planificación. La edad no es un problema en sí misma. Tengo momentos excitantes por vivir”.

 

 


fitnesstime