Visual Sports

¿Qué pesa más, una liga o 10 trofeos?

Qué pesará más en el futuro de Zidane al frente del Real Madrid, una mala liga (la peor de los merengues en 12 años) o los 10 títulos conseguidos por el francés, incluidas tres Champions. No se sabe, pero la crisis blanca es real.

Tres partidos consecutivos y ningún triunfo; una tan dolorosa como histórica derrota en el Bernabéu contra el Villarreal y un inesperado cuarto lugar en la liga, a 16 puntos del líder Barcelona, tienen en la palestra al técnico francés que ahora vive la amargura del escarnio, luego de probar las mieles de un amor que parecía no tener fin.

Zidane irrumpió en la casa blanca con su estilo ofensivo y con un tremendo equilibrio en sus planteamientos tácticos. Lo ganó todo en sólo dos temporadas y enamoró al madridismo a base de trofeos. Nadie podía reclamarle nada.

El francés tocó el cielo con tres Champions, dos mundialitos, una Liga, una Copa, una Supercopa de España y dos Supercopas de Europa… puras sonrisas en Madrid.

Pero todo lo que sube… ahora Zizou ha cambiado su rostro. Ya no tiene esa sonrisa magnética en cada conferencia, ahora hay preocupación, hay incertidumbre y parece que no encuentra la manera de salir de esté hoyo en el que tiene metido a su equipo, que simplemente no funciona.

Zidane lo atribuye a la suerte, pero la mala racha se alarga y la liga, por ahora, parece perdida.

“Es difícil. Porque hicimos todo para ganar. Hemos tenido muchas ocasiones y no quiere entrar. No tiene explicación. Es una mala racha que dura, que está ahí. No merecíamos este palo”, dijo el francés.

Y aunque no pierde el optimismo: “En cuanto ganemos un partido todo va a cambiar. La explicación es seguir pensando que lo vamos a cambiar. El próximo partido que ganemos hay que seguir pensando en ganar el siguiente. Hoy, en Vigo merecimos, el otro día en Copa… y hoy es otro palo. Vamos a pensar que el jueves va a cambiar todo”, la paciencia en un club como el Real Madrid tiene fecha de caducidad.

 


fitnesstime