Visual Sports

Villas-Boas, de las canchas al volante

Un viejo adagio dice: ‘No hay tiempo perdido, si es que lo sabes aprovechar’, y el entrenador portugués, André Villas-Boas sabe que dichas palabras son más que ciertas, pues a escasos días de que fuera despedido por el Shanghai SIPG de la Liga China, el entrenador luso probará suerte en el deporte motor, al incursionar en la edición 2018 del Dakar que se llevará a cabo en Perú.

“Tengo tiempo libre y los números me hablan: es la edición 40, tengo 40 años y mi tío participó cuando estaba en los 40 también”, explica el sobrino de Pedro Villas-Boas, quien corrió el Dakar en 1982 y 1984.

Con una barba descuidada y con ropa poco formal, fue como se presentó el extrenador del Chelsea, Porto y Tottenham a conferencia de prensa, y con un tono menos serio con el cual se suele expresar indicó que aunque su deporte es el futbol, quiere probar suerte en una pasión familiar.

“Claro que mi trabajo es el fútbol. Los deportes de motor son un pasatiempo para pasarlo bien. Es la pasión de mi familia desde hace tiempo. Mi padre me llevaba a los Grandes Premios de Fórmula 1 y a los rallies del campeonato de WRC cuando pasaban por Portugal”, indicó.

Villas-Boas no es único exjugador que ha cambiado las canchas de futbol por el volante, pues en su momento, el exastro del Real Madrid y el Reims, Raymond Kopa, lo hizo en 1985 cuando corrió el Paris Dakar y exseleccionador francés, Michel Hidalgo también lo hizo en 1991, demostrando que los futbolistas podían adaptarse a los terrenos más complicados.


fitnesstime