Visual Sports

No hubo milagros y la Juve tiene un lugar en Cardiff para la final

Sin sobresaltos y con el mismo estilo bien definido, defensa férrea y contragolpes letales, la Juventus venció 2-1 al Mónaco (4-1 global) para asegurar su presencia en la final de la Champions, que se disputará en Cardiff.

El Mónaco saltó a la cancha de la Vecchia Signora impetuoso, buscando el arco de Gianluigi Buffon, pero en su afán de recortar la distancia luego del 0-2 de la ida, los franceses dejaron espacios y la Juve es letal.

Buffon salió con un balón largo para Alex Sandro y éste aprovechó todo el carril izquierdo. Cedió para Dybala, quien dio tiempo a la jugada y abrió, al otro costado para Alves; el brasileño, tan preciso como simepre, puso un bombon para Mandzukic, que falló de cabeza pero acertó con la pierna para el 1-0, al 33′, que prácticamente sentenció la serie.

Un minuto antes de ir al descanso, Dani Alves, con tres asistencias en la serie, agarró en el aire el balón luego de un rechace del portero Danijel Subasic, para prenderlo de volea y finiquitar el partido.

Kylian Mbappé decoró el marcador del Mónaco al 69’con su gol, que sólo sirvió para romper la racha de la Juve en Champions: 6 partidos y 609 minutos sin recibir gol.

Ahora el equipo italiano, dirigido por Massimiliano Allegri, espera en la final al ganador del Real Madrid-Atlético de Madrid, serie que se define mañana y que está balanceada hacia el lado merengue por el 3-0 de la ida, gracias a un triplete de Cristiano Ronaldo.

 


fitnesstime