Visual Sports

Brady comanda un épico regreso de los Pats y consigue su quinto anillo de campeón

Sólo leyendas de la talla de Tom Brady son capaces de escribir historias como la que se vivió en el NRG Stadium, de Houston, Texas, cuando los Patriotas de Nueva Inglaterra remontaron 25 puntos para llevar el Super Bowl 51 a tiempos extras y ganarlo con un touchdown en esa instancia.

Liderados por una espectacular ofensiva aérea de Matt Ryan, los Halcones de Atlanta dominaron a placer a unos erráticos Patriotas que no hallaban la brújula.

Luego de un primer cuarto sin puntos, Atlanta se empezó a despegar en el segundo cuarto con tres TD, dos de ellos por balones perdidos por Nueva Inglaterra. Al medio tiempo Atlanta estaba cómodamente adelante por 21-3.

En el tercer cuarto Matt Ryan consiguió su tercer pase de anotación, éste con Tevin Coleman y Atlanta se enfilaba a una victoria tranquila y a su primer título de Super Bowl. Pero hubo una ofensiva clave para los Pats, la cual sobrevivó gracias a errores defensivos de Atlanta que se convirtieron en castigos y en yardas para Brady y los suyos, que terminaron esa ofensiva con un TD, aunque Stephen Gostkowski falló el punto extra. Todo le salía mal a los Pats, el marcador aún se veía muy lejano 9-28 y sólo restaba un cuarto.

El último periodo comenzó con un gol de campo de Gostkowski, que acercaba a los Pats. Y llegó el milagro, los Halcones soltaron el balón y lo recuperaron los Pats, que guiados por Brady lograron el touchdown con un pase de 6 yardas a Danny Amendola y la conversión de 2 puntos con un engaño y acarreo de James White.

Con tres minutos en el reloj, Brady necesitaba ir por ocho puntos y comandó una espectacular ofensiva, con una increíble recepción de Julian Edelman incluida, hasta la zona de anotación. James White corrió una yarda para anotar y Brady conectó con Amendola para la conversión y el empate.

Por primera vez en la historia un Super Bowl se iba a tiempo extra y los Patriotas ganaron el volado. Todo estaba de su lado, si anotaban de seis eran campeones y fueron por todo. Otra gran serie ofensiva de Tom Brady, de 7 jugadas y 85 yardas, culminó con un acarreo de White y el trofeo Vince Lombardi para los Pats, que ahora empataron en 5 a los Vaqueros de Dallas y a los 49ers de San Francisco y están a 1 de los Acereros de Pittsburgh.

En lo invididual, Tom Brady y Bill Belichick se convirtieron en el Mariscal de campo y head coach con más anillo de campeón, con cinco. Brady además consiguió su cuarta mención como el MVP de un Super Bowl.

 

 


fitnesstime