Visual Sports

Estefi brilla en España, es histórica en La Coruña y es mexicana

captura-de-pantalla-2016-11-20-a-las-12-29-58-a-m CORTESÍA DE ESTAFANIA PABST

POR SANDRA GÁMEZ

Su nombre es Estefanía Pabst Fernández, tiene 24 años y milita en el Real Club Deportivo La Coruña, equipo recientemente creado. Estefi, como es nombrada, es la máxima goleadora del Dépor, y es mexicana.

Si bien “Estefi” no tiene muchos reflectores como otras mexicanas que juegan en España, como Charlyn Corral o Kenti Robles, es una de las mejores jugadoras de la segunda división nacional, y de la cual muy pocos conocen, con gran sistema de juego e intuición feroz frente al arco.

Tuvimos la oportunidad de platicar con Estefanía gracias a las facilidades del equipo de prensa del Dépor y la delantera mexicana nos compartió aspectos de su vida personal, sus inicios en el futbol y aclaró que hasta la publicación de esta entrevista, no han existido acercamientos por parte de la Federación Mexicana de Futbol.

¿Cómo empezó el gusto por el futbol?
Desde los 4 años, cuando mis padres nos llevaban a jugar al Club Mundet en la Ciudad de México. Allí veía cómo mis amigos jugaban partidos de futbol y yo imitaba los gestos desde la grada. No tardé mucho en pedirle a mis padres que me apuntaran en el Galaxy, mi primer equipo, del que aún guardo con mucho cariño la camiseta. Empezaría en ese equipo con 5 o 6 años y el comienzo no fue fácil. Recuerdo que también había otra niña conmigo, Macarena, pero éramos las únicas niñas en una competición de niños. Todos los equipos nos veían como el punto débil, aunque no tardamos demasiado en demostrarles que éramos capaces de hacer lo mismo que ellos. Allí estuve hasta los 9 años, cuando nos mudamos a España.

captura-de-pantalla-2016-11-20-a-las-12-29-40-a-m

Estefi jugó en México hasta los 9 años con el equipo infantil Galaxy.

¿Cómo viviste el cambio de México a España?
La verdad es que era muy pequeña y aunque recuerdo con muchísimo cariño todo lo que viví mientras estuve allí, diría que no llegó a afectarme tanto como a mis padres, quienes evidentemente dejaron allí tres cuartas partes de su vida. La inseguridad en México en aquella época era muy grande. Mis abuelos maternos eran gallegos y aunque mis padres nacieron en México, conocían que existía una realidad distinta a la que estábamos viviendo, así que decidieron emigrar en busca de una mejor calidad de vida para nosotros. Diría que mi adaptación aquí fue muy rápida y muy buena, acabé un curso escolar en México y el siguiente lo estaba empezando aquí ya. Incluso los primeros días de clase, me encargué de entrar en el equipo de futbol del colegio, el Santa María del Mar. Nuevamente volvía a estar en un equipo de chicos, compitiendo contra equipos de chicos.

¿Cómo fue que llegaste a jugar al Dépor?

A los 13 años mis padres decidieron que era momento de cambiar de equipo, ya que los chicos iban teniendo más fuerza y posiblemente acabarían haciéndome daño. Busqué otras alternativas y desconocía la existencia de equipos femeninos de futbol 11, así que estuve 2 años jugando al futbol sala, pero pronto me di cuenta de que lo mío era el verde. Animada por una amiga, probé suerte en el Orzán S.D. club que sin duda es el responsable de que yo llegara a donde estoy y en el que milité 7 años.

El Real Club Deportivo de La Coruña creó el primer equipo femenino de futbol en esta temporada 2016/2017 y he tenido el placer de que quisieran contar conmigo para formar parte de su plantilla.

¿Qué significa para ti representar a México en un equipo como el Dépor?
Creo que es un orgullo representar a México en cualquiera de sus campos, no solo en el futbolístico y es algo que hago tanto futbol como fuera de él.

¿Cuál fue tu inspiración para continuar por el camino del futbol profesional?
El propio futbol. Creo que el haber empezado desde tan pequeña me hizo vivir muchas cosas y me enseñó otras tantas que las fui extrapolando a otros ámbitos de mi vida y me ayudaron mucho a ser lo que soy hoy. Un ejemplo es la disciplina que me enseñó a tener el futbol, y que en el ámbito académico hizo que me enfrentara a mis estudios de una forma distinta.

Hiciste el primer gol en la historia del Dépor Femenino ¿Qué significa este hecho para ti?

Desde luego que es un orgullo enorme. Ser la primera goleadora de la historia del Dépor, en un equipo que estoy segura de que va a hacer historia en el Club y en la ciudad, porque ya la está haciendo, es doblemente gratificante. Y si es un orgullo ser la primera goleadora, me enorgullece todavía más, serlo con un equipo como este por el grupo humano que somos.

¿Cómo es que de ser jugadora de futbol, te apasionó estudiar Ingeniería en Diseño Industrial?

La verdad es que desde que empecé a jugar al futbol, tuve que enfrentarme muchas veces a comentarios del tipo “No vas a llegar a nada en el futbol” o “Eso nunca te va a dar de comer”, y pues es evidente que incluso al día de hoy, esa realidad está muy presente y que hoy por hoy sigue siendo casi imposible vivir de esto. Recuerdo además que cuando se acercaba la época de decidir estudiar una carrera, yo llegué a proponerle a mi madre dedicarme a algo relacionado con el futbol, a lo que ella me contestó “Estudia lo que quieras, lo que te apasione, y ya con un título en mano, dedica todo el tiempo que quieras al futbol”, y lo cierto es que no le faltaba razón.

Siempre me gustó mucho dibujar, es algo que heredé de mi padre, quien dedicó mucho tiempo de su vida a pintar. Además soy una persona muy cuadriculada, me gusta hacer las cosas todo lo bien que puedo hacerlas, dedico mucho tiempo a ello y me gusta mucho la precisión. Yo creo que Ingeniería en Diseño Industrial, mezclaba ambas de mis facetas y sin duda, si me dieran a elegir, volvería a escoger esta carrera. Tener la capacidad de hacer realidad, todo lo que se te pasa por la mente, me parece una de los dones más valiosos. Una vez escuché a alguien que decía: “¿Sabes porque se paga tanto a la gente con ideas? Porque no se pueden producir en masa”, y desde luego que si algo nos caracteriza a los titulados en esta carrera, es precisamente la gran cantidad de ideas que cosechamos.

captura-de-pantalla-2016-11-20-a-las-12-30-18-a-m

La delantera mexicana tiene una ingeniería en diseño industrial.

¿La selección mexicana ha tenido algún acercamiento contigo para disputar algún partido?

No

Si pudieses elegir entre la selección Mexicana y la Selección Española ¿Cuál sería tu respuesta? ¿Por qué?
Le guardo un cariño muy especial a México, ha sido el país de mis padres y sigue siendo el de mucha de mi familia. Aunque hace 14 años que vivimos en España, hemos seguido manteniendo el contacto con familiares y amigos. Sería un orgullo que mostraran interés en mí para jugar con ellos.

Igualmente gratificante sería que la selección española me diera la oportunidad de jugar con ellos. En España es donde crecí tanto personal como futbolísticamente. Aquí me forjé como futbolista y el disputar un partido con la selección española sería la mejor manera de devolverles todo lo que me han enseñado.

¿Qué crees que se puede hacer a favor del futbol mexicano femenil?

Yo creo que se podrían hacer muchas cosas a favor del futbol femenino en general. Al fin y al cabo, las trabas con las que nos podemos encontrar muchas mujeres a lo largo de nuestra carrera deportiva, son las mismas en México, en España o en Italia. Considero que el problema radica en la educación de la sociedad y por tanto la solución empieza allí mismo. Se trata de un problema generacional y cuanto antes eduquemos a nuestros hijos en valores como el respeto y la igualdad, antes empezaremos a notar cambios. En el momento en el que a nadie le resulte raro ver jugar al futbol a una niña en el patio, en el parque o en el equipo del colegio, habremos hecho mucho!

SÍGUELA EN TWITTER: @Estefaniapabst