Visual Sports

7 curiosidades de Ronaldinho

Podrá decirse que en Querétaro su magia se extingue poco a poco, sin embargo, a Ronaldinho se le recordará siempre como uno de los fenómenos que más han hecho disfrutar del futbol.

Por lo tanto hemos decidido que es tiempo de complacernos con las 7 curiosidades del astro brasileño.

  • Goleador. Durante su infancia, el sudamericano marcó 23 goles en un partido, por lo que una televisora se puso en contacto con él y de esa forma concedió su primera entrevista. Ya adulto, Dinho recuerda la realidad de aquel partido: “Esos niños (rivales) eran terribles”.
  • Manchester United. Ronaldinho ya tenía sus maletas hechas para incorporarse con los Red Devils en el verano del 2003 cuando recibió la llamada de Joan Laporta, quien le dijo “voy a ganar las elecciones”. Dinho tenía un acuerdo, el cual establecía que si Laporta se convertía en presidente del Barcelona, él jugaría con los blaugranas, así que el brasileño dejó plantado al cuadro inglés.
  • Como pan caliente. El día de su presentación con el cuadro catalán, Dinho vendió más de 20 mil playeras con el dorsal 10, lo que supuso en récord en aquel entonces. Juan Román Riquelme y Rivaldo, quienes antes habían usado ese número, se quedaron muy lejos de la cifra que impuso Dinho.
  • 21-07-03_Presentacion_Ronaldinho_40.v1374325214
  • Tecos. ¿Recuerdas al aburridísimo equipo de los Tecos? Sí, aquel equipo que jugaba con un uniforme parecido a un mantel de cocina. Bueno, pues el hermano de Ronaldinho jugó en ese club de 1999 al 2000, con más pena que gloria.
  • Mamá tenía razón. Contagia su alegría cuando sonríe, aunque estéticamente no es muy agraciado cuando lo hace, pero esto no le causa complejos, incluso bromea al respecto: “Cuando era niño me molestaban por mis dientes y a veces me enojaba. Mi mamá quería que usara brackets y debí hacerle caso”.
  • image
  • Mentira o verdad. La marca Nike hizo un promocional para los nuevos tenis del brasileño y éste los estrena con una cuantas dominadas al borde del área. Al llegar a la media luna dispara hacia el travesaño en cinco ocasiones consecutivas sin que el esférico toque el césped. ¿Fue un truco de televisión o realmente lo hizo él? “Claro que lo hice, lo hago todos los fines de semana en la cancha de mi casa”.
  • Otro comercial. En 2004 la misma marca deportiva realizaba otro comercial con él en las escaleras de la Catedral de Santiago de Compostela, en La Coruña. El reto era subir con el balón dominado y en el último escalón manda el esférico lo más alto posible. En esa acción, Dinho rompió uno de los cristales de la obra que forma parte del Patrimonio de la Humanidad, así que Nike tuvo que pagar 1.2 millones de euros para indemnizar.

fitnesstime