Visual Sports

Rojo, la misma dosis para Nigeria

@FIFAWorldCup

Marcos Rojo, quizá el menos protagónico de una Argentina poco protagónica marcó su segundo gol en Mundiales, más o menos en las mismas circunstancias, con la salvedad de que el de hoy en San Petesburgo significó el pase a octavos para una gris albiceleste, que mereció poco, pero que evitó el ridículo.

En Brasil 2014, también contra Nigeria, también en el tercer partido de la primera ronda, Rojo marcó también el gol de la victoria. En ese Mundial, el partido contra los africanos fue el 25 de junio, en Porto Alegre. Musa y Messi se enfrascaron en un mano a mano y tenían 2-2 el marcador. Hace cuatro años, Argentina lo que buscaba era terminar perfecto la primera ronda luego de vencer a Irán y a Bosnia y Herzegovina. Y Rojo, al minuto 50′ rompió la paridad con un remate de cabeza, que significó, a la postre, el triunfo argentino y el liderato del grupo con paso perfecto.

Casi cuatro años después (por un día no fue exactamente) Rojo metió el mejor gol de su carrera hasta ahora, por belleza estética (una volea de derecha descomunal) y por importancia, pues el empate 1-1 contra Nigeria dejaba fuera del torneo a Argentina.

Y ese gol, que liberó de la angustia a todo Argentina dio un inmerecido boleto al conjunto sudamericano a la fase de octavos, luego de una primera ronda de pesadilla: un triunfo, una derrota y un empate, 3 goles a favor y 5 en contra. Pero en el futbol no hay merecimientos y ahora el equipo de Sampaoli buscará, dadas las circunstancias, una hazaña contra uno de los favoritos, Francia.

Y Rojo salió de la tramoya para robarse el papel principal de la obra.

 

 

 


fitnesstime