Visual Sports

¿Gay y futbolista en México? Por ahora no

@RVMOficial

Sergio Castro Bibriesca

El Rayo Vallecano presentó su indumentaria para la siguiente temporada con algunas modificaciones del uniforme tradicional. La segunda equipación, por ejemplo, tradicionalmente negra con una franja roja cruzando el uniforme se cambió por una multicolor, esto para apoyar diferentes causas, entre ellas, combatir la violencia de género y discriminación por la orientación sexual de las personas, según su Twitter oficial.

El conjunto de Madrid, con esa iniciativa, se suma a los movimientos de integrar a las personas con discapacidad, lucha contra el sida, protección del medio ambiente, contra el maltrato infantil y la mencionada violencia de género. Siete euros de cada playera vendida se destinarán -por partes iguales- a las asociaciones que luchan por esas causas.

A propósito de la orientación sexual de las personas y la discriminación, es el medio del fútbol, un círculo donde estas expresiones se dan a cuentagotas. En México no se ha documentado un caso de un futbolista profesional que abiertamente se declare homosexual.

El fenómeno a nivel mundial ha presentado algunos casos: Justinus Soni ‘Justin’ Fashanu fue un futbolista inglés -de origen nigeriano- y primero, y hasta el momento único, jugador de la liga inglesa que públicamente declaró ser homosexual, en 1990, cuando militaba en el Leyton Orient.

Tras la declaración sufrió rechazo por parte de algunos excompañeros de equipo y de su propio hermano John. Fashanu se suicidó en 1998, luego de ser acusado en Estados Unidos de abuso contra un joven de 17 años.

Otra historia es la de Robbie Rogers, futbolista estadounidense que juega en Los Ángeles Galaxy, de la MLS. Con 28 años de edad, decidió declarar que era homosexual en 2013. Se retiró por un breve tiempo, sin embargo, la pasión por la pelota hizo que regresara poco después.

Cuando el Presidente de los Estados Unidos, Barack Obama, recibió en la Casa Blanca al Galaxy por haberse coronado como campeones en la temporada 2014, dedicó unas palabras a Rogers: “Quiero agradecer a Robbie Rogers por ser el primer deportista en confesar abiertamente ser gay(…) Robbie, sé que ante todo lo que quieres es ganar, pero has logrado además animar a otros jóvenes, aquí y alrededor del mundo, y por eso estamos muy orgullosos de ti”.

En México, por el momento, ningún futbolista profesional se ha declarado homosexual de forma abierta. Según la Encuesta Nacional sobre Discriminación en México, del 2010, indica que de cada 10 mexicanos, siete consideran que en México no se respetan los derechos de los homosexuales. La mitad del colectivo Lesbianas, Gays, Transexuales, Transgénero, Travestis, Bisexuales e Intersexuales (LGTTTBI) considera que el principal problema a que se enfrenta, es la discriminación.

La misma encuesta refiere que  cuatro de cada 10 mexicanos no permitirían que en su casa habitaran personas homosexuales. Durante 2013, la Comisión Ciudadana Contra Crímenes de Odio por Homofobia (CCCCOH) reveló que las cifras por asesinatos a personas de la comunidad LGBTTTI -entre 1995 y 2013-, fue de 887 personas.

Por último, el 24 de junio pasado, en Chihuahua fue localizado un cuerpo de una persona transexual con huellas de violencia. La víctima tenía cuatro tiros en la cabeza; entre sus manos había un palo y estaba atado con un plástico blanco; la parte superior del cadáver estaba envuelta con la bandera de México. La Fiscalía local concluyó que fue por un crimen de odio.

¿Gay y futbolista en México? Por ahora no.


fitnesstime