Visual Sports

Pacquiao y Mayweather vencen a la báscula

El primer capítulo de la guerra boxística que todo el mundo espera, fue sólo una probadita de lo que se vivirá mañana en el MGM Grand Arena, de Las Vegas, y en los televisores de todo el orbe: una fiesta de boxeo.

Mayweather Jr. y Pacquiao se subieron a la báscula en un evento que por primera vez tuvo un costo para poder presenciarlo. La pelea del siglo estaba pactada en las 147 libras y ambos púgiles estuvieron por debajo de la marca.

Money pesó 146 libras, una menos que el límite welter en el que enfrentará a Manny Paquiao, quien marcó 145 libras en la romana.

Aunque el MGM se ha convertido en la casa de Mayweather, quien ha peleado en ese lugar en los últimos 8 años, hoy el show se lo robó el casimático Manny Pacquiao, quien no dejó de sonreir en todo momento. El filipino fue el consentido de los aficionados que no quisieron perderse ni el pesaje. Lo vitorearon y enloquecieron con su presencia.

“Muchas gracias por todo el apoyo. Sé que muchos tuvieron que hacer un esfuerzo grande por venir y espero no defraudar. Por eso estamos aquí, porque muchos, todos los fans del boxeo querían ver esta pelea. Y la merecen después de todo el cariño que me han brindado todos estos años”, declaró el Pacman.

 

Los comentarios sobre la pelea no podían faltar. Respecto al tamaño —que favorece a Mayweather—, Pacquiao dijo: “No me preocupa en lo absoluto si está más alto o grande que yo. He enfrentado y derrotado a boxeadores más altos antes y salió victorioso. Así vencí a Tony Margarito, a Óscar (De la Hoya). No tengo problema. Estoy listo para ganar y llevar a Filipinas el triunfo”.

Mientras que Mayweather reviró: “de cualquier manera, nunca ha enfrentado a nadie como yo. Mañana verá a Floyd Mayweather por vez primera arriba del ring”.

 

 


fitnesstime