Visual Sports

El futbol se queda sin Cuauhtémoc

Talentoso, polémico, goleador, burlón, arriesgado, broncudo, pícaro, atrevido, líder, crack… ídolo. Una lesión le impidió brillar en Europa cuando vivía su mejor momento y quizá no logró las cosas que Hugo Sánchez o Rafa Márquez en el Viejo Continente, pero su calidad y su personalidad lo convirtieron en el ídolo del futbol mexicano por excelencia. Odiado y querido, su nombre está siempre en la mente, las palabras y los pensamientos de los amantes del balompié azteca. Cuauhtémoc Blanco, ése que rescató y llevó a México a dos Mundiales, ése de los festejos polémicos, ése de los golazos, ése de los títulos, ése que hizo a vibrar a americanistas en la liga y a todos cuando se visitó de verde, ése que roló por varios equipos, pone fin a su carrera de 23 años en el futbol, que hoy, al término de la final de la Copa MX entre Chivas y Puebla, perderá a uno de sus mejores exponentes: el Temo, el Cuau.


fitnesstime