Visual Sports

7 curiosidades de Oribe Peralta

La final del futbol mexicano iniciará en unas horas más. América y Tigres serán los protagonistas del partido y ante la pobre cantidad de goles en esta liguilla, los ojos se centrarán en lo que hagan los delanteros, en particular en Oribe Peralta, el refuerzo de lujo de los azulcrema para esta temporada.

Por ese motivo hemos elegido a Peralta como nuestra víctima de las 7 curiosidades:

  • Primer sueldo. Con Monarcas Morelia recibió su primer sueldo, del cual no disfrutó ni un peso, ya que todo lo mandó hasta Torreón, Coahuila, para solventar una fractura de su hermano, quien se lastimó un brazo mientras jugaba futbol en la Comarca.
  • Ayuda a aficionados. Al principio de la temporada Clausura 2014, su última con Santos, regaló una playera al grupo de animación La Tribu. “Nos regaló una playera autografiada para que la subastemos para cuando no tengamos dinero para viajar a otros lugares para apoyar al equipo”, aseguró uno de los integrantes de la porra.
  • Protagonismo. Algunos periodistas lo tachan de “payaso” porque no suele dar entrevistas, sin embargo el delantero lo hace porque es tímido y porque “no me gusta salir en la tele”, situación por la que habla poco con la prensa.
  • Sus ex equipos. Debutó con Morelia, jugó para Monterrey, Santos y Chiapas, antes de llegar al América. A todos sus ex equipos les ha marcado, tanto en el torneo regular como en la liguilla, a excepción de Santos, al que le guarda especial cariño por ser el equipo de su poblado natal.
  • El trofeo que le falta. Pese a que es uno de los delanteros más letales en México, a Oribe le hace falta ganar un título de goleo individual, mismo que se le ha escapado por asistir a compromisos con la selección nacional o por lesiones.
  • Gana casi como Ronaldinho. El artillero tiene el sueldo más alto en la historia del América, pues se embolsa cada año 2.5 millones de pesos y supera lo que en algún momento llegó a cobrar Cuauhtémoc Blanco, 2.2 millones. Actualmente es superado por el sueldo de Ronaldinho en Querétaro, que paga al brasileño 3 millones.
  • Tristes y gratos recuerdos ante Tigres. El rival con el que jugará hoy y el domingo le provoca buenos y malos recuerdos. En la final del Apertura 2011 vio cómo los regios celebraban su primer campeonato en más de dos décadas, pero seis meses después los eliminó en semifinales con dos goles en dos minutos.


fitnesstime